Tus Reglas, sus Reglas, vuestras Reglas

Comunica tus reglas desde el principio y construye un camino sin obstáculos en tu vida.

En las familias y en la pareja, hay que establecer reglas claras y asegurarse que todos las conocen y comprenden.

En muchas ocasiones como pareja y familia tratamos de conseguir el mismo objetivo, por ejemplo demostrar el amor hacia mi pareja o mujer: a uno con un beso le basta, otro necesita más para sentirse querid@, quizás un abrazo o un gesto que le haga sentir diferente.

En los niños, entre hermanos a uno le bastará con un abrazo y otro puede que necesite como extra un abrazo.

La verdad es que según que reglas tengamos para cada relación y según la interpretación de las mismas, nos podemos sentir muy amados o menos queridos, porque nuestras reglas y creencias nos marcan para decir y hacer las cosas de manera diferente a nuestro compañer@. Y así le damos interpretaciones… nuestras interpretaciones nos pueden llevar a malinterpretar las acciones del otro. Puede que incluso, lo tomemos cómo un ataque hacia nosotros como persona en vez de pensar que es “su manera o regla” de demostrarnos como nos quiere.

Si te has encontrado en situaciones como enfados, por ejemplo, con tu pareja o con algún miembro de tu familia, piensa que han ido dirigidos hacia tus reglas y no hacia tu persona.

Por lo que es importante no esperar que los demás vivan en función de nuestras reglas, los demás también tienen sus propias reglas. En las relaciones, alcanzar compromisos juntos y reglas comunes o comprensión hacia las del otro, ayuda a una relación más sana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *